Unidad 2. Módulo 2.

Elementos para una praxis transformadora del desarrollo de la Ciencia y Tecnología en las IEU

Introducción

“La ciencia y la tecnología, en la sociedad revolucionaria, deben estar al servicio de la liberación permanente, de la humanización del hombre”.

Paulo Freire

Para adentrarnos en el camino histórico que ha implicado el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en Venezuela partimos parafraseando a Ovidio, C (2005) quien señala que: la ciencia y la tecnología, como asuntos políticos expresan relaciones de poder.

Debemos estar conscientes que las relaciones entre la Ciencia y el Estado no están desprovistas de intencionalidades. Tanto la comunidad científica como del Estado se reflejan en las orientaciones de las políticas macros que viene arraigando una concepción mercantilista. 2 Modulo 2 01Vemos entonces que las políticas científicas deben ser funcionales al modelo político-social y por ende al Estado. En tal sentido es importante que identifiquemos que en nuestra Constitución de 1999,(Artículos 2 y 110 respectivamente de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela) nutren todas las esferas de vida en el país, entonces la dinámica y actores de la Ciencia y Tecnología no pueden estar al margen del mismo.

2 Modulo 2 02Si bien el proceso de institucionalización de la ciencia en nuestro país ha estado alineado, hasta hoy en día, a la concepción mertoniana donde la ciencia es conocimiento certificado y la investigación, por ende, está referida más a la legitimación académica -vía bibliometría- que a la articulación efectiva con la realidad social y productiva, situación esta, que genera distanciamiento entre la investigación y el compromiso social en Venezuela la transición de un modelo de democracia representativa a otro, donde la participación es el rasgo distintivo, supone una nueva consideración sobre los conceptos de Ciencia, Tecnología y Sociedad que permita una visión ajustada y crítica de los mismos partiendo de una participación de las y los ciudadanos en las decisiones que orientan el desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestro país.

 A pesar de las propuestas generadas por el estado desde el 2000 en esta materia, para la consolidación de un nuevo modelo, la concepción mertoniana de la ciencia aún tiene fuerza en materia científica y tecnológica en nuestro país. En ese sentido, se hace necesario dar inicio al recorrido histórico del desarrollo de la ciencia y la tecnología en el país teniendo presente a lo largo de la lectura las siguientes preguntas que nuevamente tomamos de los planteamientos que Charles, O. (2005) realiza en su articulo “Venezuela: modelos políticos y políticas de ciencia y tecnología”

Y en Venezuela, ¿cómo se ha abordado la CTS?

2 Modulo 2 03Un análisis de la dinámica y el impacto de la ciencia y la tecnología en Venezuela, debe necesariamente describir los rasgos básicos que condicionan su emergencia como institución social en el contexto histórico correspondiente.

 Tal enfoque supone, asimismo, una descripción de las condiciones bajo las cuales se expresa en el presente, en el marco de las condiciones sociales, económicas, ambientales y políticas, tanto a escala mundial como en sus dimensiones nacionales, regionales y locales.

Las características de la evolución institucional de la ciencia en Venezuela, explica, en buena medida, la cultura científica en el seno de la sociedad venezolana. Los aportes u omisiones de la ciencia y la tecnología en el proceso de construcción de una imagen de país, se vincula al tipo de cultura científica que se ha venido construyendo. Estar conscientes de estos hechos es un paso hacia el mejoramiento del impacto que una comunidad tan importante como la científica, puede prestar al país.

En este sentido, a continuación se describen aspectos del contexto y de la evolución del proceso de institucionalización de la actividad científica en Venezuela. Es necesario recordar que este proceso se da en dos momentos distintos y distantes en el tiempo.

La Ciencia, Tecnología y Estado en Venezuela: Un recuento de sus orígenes

2 Modulo 2 04La construcción de una sociedad más humana basada en el cuido del ambiente, en un desarrollo endógeno (sostenible y favorable a todos los miembros de la sociedad), sólo puede alcanzarse, en nuestro tiempo, comprendiendo cuáles son y desde dónde parten sus raíces, y construyendo sistemas de ciencia y técnica adaptados a las características físicas del ambiente acordes con los rasgos culturales de la población, y donde exista una voluntad de construir una sociedad más justa y equitativa. De modo que es deseable que el sistema científico, técnico y de innovación deba construirse tomando como base el proyecto republicano. La continuidad de ese proceso y el cambio que se emprenda deben estar en sintonía con esos postulados.

Tanto uno como otro momento son esenciales para entender el mencionado proceso de institucionalización de la ciencia en Venezuela.  Veamos a continuación de manera detallada aspectos relevantes de los mismos.

Primeros pasos de la comunidad científica venezolana

Si bien la actividad científica venezolana se había iniciado en la segunda mitad de los años treinta, aun en la década de los años cincuenta era muy exigua; se centró en pequeños espacios institucionales y principalmente, en individualidades ligadas disciplinariamente a la salud y a la agricultura.

Dr Jacinto Convit

En esta etapa el Estado Liberal/Burgués- expresado en gobiernos que fluctuaban entre la autocracia moderada, democracia incipiente y dictaduras férreas y desarrollistas, pero todos en la onda reformista- genera políticas científicas, que van desde el Programa de Febrero de 1936 hasta la creación del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (IVNIC) por el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez y el ilustre científico Dr. Humberto Fernández Moran, en las cuales se ponen de manifiesto relaciones Ciencia- Estado y tensiones entre científicos y políticos de una aparente baja intensidad, muy probablemente por lo exiguo de la presencia de científicos en el país, por su débil condición patrimonialista, por el carácter de inmigrantes en su mayoría o contratados por los gobiernos de turno o bien porque la actividad era desplegada desde los ministerios y no desde la universidad que pudiera otorgar una relativa mayor autonomía de acción frente al Estado.

Primeros pasos de la comunidad científica venezolana

Según Vessuri (1984), no había un mercado local para el conocimiento que los científicos físico-naturales pudieran producir, ni un incentivo material para brindarles apoyo económico.  El país ya tenía un ingreso que dependía casi exclusivamente de la renta petrolera, como antes lo tuvo de los cultivos de exportación, café y cacao.

Por otra parte, como consecuencia de ese atraso en educación, las pocas universidades existentes orientaban sus estudios básicamente hacia campos de las humanidades, derecho o a carreras de utilidad social directa como agronomía, veterinaria y medicina.

Las facultades de Ciencias se crearon a finales de esta década de los cincuenta, y los primeros profesionales orientados disciplinariamente hacia ese campo se formarían a partir de la década de los años sesenta, mientras que los posgrados, que se inician en Venezuela a partir de los cuarenta, sólo se desarrollaban en las escuelas de Medicina, de modo que los médicos tuvieron gran influencia en los pocos estudios biológicos que se hacían.

Cabe resaltar que estas actividades promovieron una inusitada actividad organizativa en este orden de cosas, la cual dejó como saldo positivo un significativo grupo de instituciones y mecanismos para la  promoción del hacer científico.

2 Modulo 2 06Primeros pasos de la comunidad científica venezolana

En términos de reconocer en este período la relación existentes entre Estado y desarrollo científico vale la pena resaltar dos importantes hechos contrastantes entre si:

 1.- Las diferencias entre el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez y quienes promovían la creación de la Facultad de Ciencias UCV y la Asociación para el avance de la Ciencia en Venezuela (Asovac) como espacios para profundizar el proceso de institucionalización de la ciencia. En razón de sus filiaciones y adhesiones político-ideológicas contrarias al régimen permiten comprender las distancias entre actores científicos y actores políticos.

 2.- La adhesión a las políticas científicas del gobierno permiten explicar, por ejemplo, la acogida brindada al Dr. Humberto Fernández Moran – en el seno del gobierno desarrollista del General Marcos Pérez Jiménez –  como líder de la comunidad científica en Venezuela y también permite explicar su posterior defenestración como ciudadano e investigador a la caída del gobierno del prenombrado General en 1958 y la irrupción del una nueva versión del Estado Burgués, ahora en el formato de Democracia Representativa, desde el cual se negó reconocimiento oficial a tan distinguido científico.

2 Modulo 2 07La ciencia en Venezuela a partir de 1958

2 Modulo 2 08Los estudiosos de la historia de la ciencia en Venezuela consideran los años finales de la década de los cincuenta como un punto de inflexión hacia la etapa que llaman de “democratización”.

Diversos eventos, se puede mencionar, sucedieron en ese camino de institucionalización, pero un primer evento que destaca fue la creación de la Facultad de Ciencias de la UCV, viejo sueño que consolidaba una serie de iniciativas que habrían comenzado con la creación, en 1946, de lo que posteriormente sería la Escuela de Biología. Antes de que se creara esta facultad no existía en Venezuela un espacio académico específico para las ciencias básicas; sin embargo, una vez creada en la UCV, la idea se multiplicó por varias otras universidades; tal es el caso de la ULA, UDO, USB, LUZ y UC

 .Es un momento de apertura política que permite, entre otros, un mayor espacio de desarrollo de la ciencia y la tecnología, sin embargo, es necesario reconocer que la alianza política de partidos de rasgos socialdemócratas, de democracia cristiana y otros de centro-derecha con factores de poder de la oligarquía criolla excluyó, de manera tajante, cualquier otra forma de pensamiento político y, en el plano de la ciencia, adhirió a la concepción de la ciencia y la tecnología como variables claves del desarrollo según los parámetros y recomendaciones de organismos internacionales .

2 Modulo 2 09Desde la perspectiva específicamente política, es bueno señalar que esta etapa del proceso de institucionalización de la ciencia y la tecnología en el país se enmarca dentro del modelo basado en la visión “democrática” de los máximos líderes de los partidos que luego hegemonizarían el espacio político nacional. Este modelo, producto del llamado comúnmente “Pacto de Punto Fijo”, comenzó a incidir de manera fundamental en la conformación de estilos, alianzas y modos de negociación de los intereses de la sociedad en los distintos ámbitos de la vida pública, incluyendo, por supuesto, los temas de la institucionalidad de la ciencia y la tecnología.

 Otro aspecto digno de analizar fue la inclusión de la figura institucional de los consejos de desarrollo (CDCHT) en las universidades, cuya primera experiencia fue en la UCV. Esta figura, junto a los avances que significaron la inclusión del trabajo de mérito (investigación) para ascender en el escalafón, y la introducción de la dedicación exclusiva y tiempo completo, significó un nuevo impulso en la institucionalización de la investigación en la universidad venezolana. Prácticamente, se instituía la “carrera académica” en las universidades  en tanto los docentes podrían dedicarse de modo exclusivo a la docencia e investigación, experiencia que a lo largo del tiempo no ha sabido aprovecharse para hacer de las universidades el locus natural de la investigación en nuestro país. La mayoría de nuestras universidades se acogieron a la visión institucional de orientación “napoleónica” en tanto dieron especial y casi exclusiva atención a la docencia.

2 Modulo 2 10

Dr Humberto Fernández Morán

De otra parte, el discurso de la planificación comienza a considerarse institucionalmente a imagen de los planteamientos de la Cepal, razón por la que se crea Cordiplan, en 1958, adscrita a la Presidencia de la República, y más tarde, en 1960, el Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes), dependiente del Vicerrectorado Académico de la UCV, pero que complementaba al primero en tanto formaría a los futuros planificadores de desarrollo económico y social, incluidos, más tarde, los del área de ciencia y tecnología.

 Por otra parte, para la promoción y desarrollo de la cuestión tecnológica, desde el Rectorado de la UCV, dirigido entonces por Francisco De Venanzi, se propuso la creación del Instituto Tecnológico de la Facultad  de Ingeniería de la UCV, proyecto interescuelas que desafortunadamente no prosperó (Vessuri, 1984), pero que tampoco se retomó en el tiempo posterior.

2 Modulo 2 11De modo que este nuevo momento, iniciado a partir de la salida de Pérez Jiménez, significó la aceleración de la construcción de las bases institucionales para la ciencia en Venezuela.

 Para la segunda mitad de la década de los sesenta se consolidó una idea propuesta entre otros por el doctor Gabriel Trómpiz, de conformar una figura institucional nacional para la promoción y coordinación de la ciencia  y la tecnología. Se creó el Conicit, en 1967, luego de una serie de propuestas tanto internas como externas al país,  pero finalmente se acogió la que había sugerido la Unesco en 1951, a través de uno de sus asesores, el sueco Torbjorn Caspersson (Texera, 1983).

El proyecto de institucionalizar la actividad científica a escala nacional suponía un proceso de captación de jóvenes con vocación hacia la ciencia; en este sentido, se planteó el desafío de reorientar o canalizar estas vocaciones a fin de formarlos como investigadores científicos profesionales.

Dra. Hebe Vessuri

Dra. Hebe Vessuri

Pese a que la ventaja comparativa de Venezuela —a diferencia de otros países subdesarrollados— estaba en la suficiencia de recursos económicos para emprender una acción de promoción de la actividad científica, su debilidad se centraba en la ausencia de vocaciones, en la falta de contingentes de jóvenes con deseos de convertirse en científicos (Vessuri, 1992:22).

En el marco de las políticas de promoción de la actividad científica, se presenciará como una de las consecuencias más importantes la expansión del sistema universitario, comenzando en 1958 con la creación de la Universidad de Oriente (UDO) y reabriéndose la Universidad  de Valencia (luego denominada Universidad de Carabobo). Paralelamente a este proceso de estímulo de la actividad científica nacional, también se promovieron políticas de masificación de la educación básica. (Freites, 2002).

 De esta manera, durante la década de los sesenta, con el desarrollo de varias universidades nacionales, se produjo también la creación de facultades o departamentos de ciencias básicas que serían el germen de parte importante de la investigación realizada en las décadas siguientes en las áreas de biomedicina, tecnología de alimentos y agricultura. Desde luego, las carencias de recursos humanos bien formados para la docencia en estos nuevos establecimientos indujo a posponer por algunos años su inicio.

Dr. Marcel Roche

Dr. Marcel Roche

Un hecho emblemático en el proceso de institucionalización de la ciencia durante esta década —como antes se mencionó— fue la discusión pública de la idea de institucionalizar las políticas científicas a través de la creación de  un Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas. Al respecto, mencionaremos algunos hitos de este período según lo señala uno de sus actores principales, el doctor Marcel Roche (1996).

Década de los setenta: entre la abundancia y el despilfarro.

2 modulo 2 14Antes de iniciar el análisis del desenvolvimiento institucional de la ciencia y la tecnología en Venezuela a partir de la creación del Conicit en el año 1969 y su desarrollo en la década de los setenta, es importante mencionar algunoshechos socio políticos que explican los estilos institucionales, sus avances y logros, pero también el germen de algunos de los fracasos de la política pública para la ciencia y la tecnología nacional.

En tal sentido, es importante entender que a partir del momento en que comienza a funcionar el Conicit, exactamente durante los primeros años de la década de los setenta, se experimentaba una crisis económica en el ámbito mundial. En este período comenzó a “reinar” en el pensamiento hegemónico neoconservador, la idea de que el decrecimiento de la productividad, el colapso de la ganancia privada, el estancamiento económico, el desempleo y la inflación, eran culpa de los modelos económicos del Estado de bienestar. Esta situación propició las condiciones para un nuevo auge en el pensamiento liberal, que se manifestaría en los acontecimientos de la dinámica sociopolítica venezolana de los años setenta y los venideros de la década de los ochenta, calificada por algunas agencias internacionales como la “década perdida”.

2 modulo 2 15Desde el punto de vista sociopolítico, terminada la década de los sesenta, concretamente el año 1969, tomaba posesión  en el Gobierno el doctor Rafael Caldera (1969-1974), siendo los lineamientos económicos de su gobierno propuestas muy genéricas en cuanto a: diversificación económica, aumento de las exportaciones no tradicionales, ampliación del mercado interregional, mayor equidad distributiva y disminución de la vulnerabilidad alimenticia, realizados dentro de una misma concepción de Estado interventor, empresario y asistencialista.

Pero ese mismo año de la toma de posesión presidencial de Rafael Caldera, como parte de una política de Estado se llevaron a cabo acciones para el desmantelamiento de los considerados “focos” subversivos del movimiento juvenil universitario.

2 modulo 2 16Esto llevo al gobierno a tomar una decisión cuya consecuencia fue un Gran  revés para la ciencia y tecnología venezolana, al ser allanada la Universidad Central de Venezuela por la policía y Guardia Nacional, operación esta que será recordada siempre por la comunidad ucevista como uno de los mayores atentados que ha sufrido la autonomía universitaria en su historia reciente.

Para el año 1974, bajo la presidencia de Carlos Andrés Pérez (1974-1979), se dio un incremento considerable de los ingresos nacionales por vía de la renta petrolera.

Estos ingresos extraordinarios le permitieron al gobierno poner en marcha un ambicioso plan de desarrollo que contemplaba vastas inversiones en proyectos de expansión en todas las industrias básicas, así como un acelerado crecimiento de los servicios gubernamentales, todo ello enmarcado dentro de los lineamientos del enfoque desarrollista del modelo de sustitución de importaciones, modelo que se venía instrumentando antes del período de la democracia representativa.

2 modulo 2 17Entre otros hitos del gobierno de Pérez se destaca el proyecto de nacionalización de las industrias petrolera y del hierro, lo cual se hizo después de indemnizar a las empresas concesionarias que hasta ese momento venían actuando en el país. Este proceso causó un cambio estructural de enormes dimensiones para la economía del país, dando paso a la consolidación del llamado “Capitalismo de Estado” (Urbaneja, 1997:47).

En este contexto, es muy importante destacar como política de modernización científica y tecnológica acorde con este proceso de industrialización a gran escala, el incentivo a la formación de recursos humanos de alto nivel con la creación de la Fundación “Gran Mariscal de Ayacucho” el año 1974, institución que promovió un importante programa de becas de formación de cuarto nivel en las mejores universidades del mundo y que —irónicamente— también marcó la pauta en lo que sería el inicio del proceso de emigración de talentos venezolanos (fuga de cerebros) al exterior.

2 modulo 2 18

Carlos Andrés Pérez

Ya en 1977 se observa cómo el país comenzaba a pagar por los excesos cometidos durante los años de la bonanza petrolera, y por su parte, el mercado petrolero también evidenciaba crecientes signos de debilidad originados por las estrategias de las naciones desarrolladas para ampliar los espacios de comercialización internacional y el almacenaje de petróleo.

Durante estos años las presiones inflacionarias aumentaron de manera sustancial, a pesar de que a través de severos controles de precios y elevados montos de subsidios se lograron atenuar tales incrementos (Urbaneja, 1997:44).

Durante el primer quinquenio de Carlos Andrés Pérez se engendró la mayor parte de los desequilibrios y desajustes que desembocaron en el largo período de estancamiento que posteriormente sufriría la economía venezolana, debido al endeudamiento externo masivo al que recurrió este gobierno para evitar el colapso financiero. Así, al finalizar este  mandato de Carlos Andrés Pérez y después de haber transitado el país por la mayor etapa de bonanza que recuerde nuestra historia, Venezuela había adquirido una deuda pública externa que, según el BCV, superaba los 11.000 millones de dólares estadounidenses. Dicho endeudamiento externo masivo fue utilizado para impedir que las reservas internacionales del país cayeran a niveles que hubieran conducido a la aplicación de un control de cambio, lo cual, parece evidente, comenzó a mostrar la fractura de uno de los puntos de consenso del “Pacto de Punto Fijo”.

2 modulo 2 19Entre otras consecuencias de esta combinación de la bonanza económica con los aspectos básicos del puntofijismo, se observó un gigantesco crecimiento del consumismo unido al clientelismo político y a la corrupción administrativa; de igual modo, el endeudamiento público y privado y la asfixia de amplios sectores productivos medianos y pequeños, bajo el peso de monopolios favorecidos por el Estado. En este contexto, pese a la abundancia con que se manejaron los asuntos públicos, uno de los sectores que sufrió mayores consecuencias fue precisamente el sector salud.

A este respecto, Córdova y otros (1999:23) afirma que el deterioro de las políticas de salud comenzó durante la década de los años setenta, a pesar de ser una época de abundancia.

2 modulo 2 20Al respecto es importante destacar que a partir de  esta década se comienzan a generar una serie de distorsiones —como ya anotamos no sólo económicas, sino fundamentalmente culturales— que afectaron esos modos, estilos de hacer y de entender cómo alcanzar el desarrollo nacional y cuál era el rol de la ciencia y la tecnología dentro de ese desarrollo.

En ese sentido, la idea que se quiere enfatizar es que la historia de la institucionalidad de la ciencia y la tecnología en el país no es una historia neutral separada de los acontecimientos socio políticos que de algún modo han marcado la cultura, valores e imaginarios del poder asociados al dominio del conocimiento.

La política pública en ciencia, tecnología e innovación.

2 modulo 2 21Como parte del proceso de institucionalización de la ciencia, a partir de la década de los setenta el tema de la ciencia y tecnología comienza a ser incorporado a los programas electorales, en particular en la campaña electoral de 1973 (Freites, 1989).

 De otra parte, se avanzó en el proceso de regionalización de la ciencia con la creación de las fundaciones para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología (Fundacite) en algunas regiones; son ejemplos: Fundacite Zulia y Fundacite Centrooccidente (hoy Fundacite Lara).

2 modulo 2 22Al respecto, puede decirse que desde que se inició el funcionamiento del Conicit, en 1969, se consideró como relevantes las actividades de formulación de la política y planificación de la ciencia. En ese sentido, se creó un departamento con ese propósito, así como una unidad de estadística enfocada en la sustentación de diagnósticos con datos e indicadores. Es importante destacar y reiterar que el proyecto fundacional del Conicit estaba centrado en la concepción mertoniana de la ciencia, en cuyo caso lo fundamental es la producción de conocimiento, y que en esta tarea los científicos serían los más preparados para decidir su orientación.

No obstante, implícitamente, se considera que es una actividad que no necesariamente debe estar sujeta a la planificación o a la intervención del Estado, toda vez que es en libertad como se pueden desplegar todas las posibilidades creativas de la ciencia a través de sus  practicantes.

Evidentemente, y pese a la idea romántica de una ciencia guiada por la libertad creativa, las críticas que se le han hecho a este discurso (Texera, 1983) develan que este pensamiento representa la puesta en práctica de un modelo lineal de la innovación, en el cual los investigadores y la ciencia básica tienen la primera, y con frecuencia, la última palabra. Esta posición muestra una concepción clásica de las relaciones entre ciencia y  tecnología de carácter esencialista y triunfalista que se puede resumir en una simple ecuación:

Más ciencia = Más tecnología = Más riqueza = Más bienestar social

Este discurso, defendido por una pequeña comunidad inicial, revela la circunstancia de que sus promotores miraban al país desde su específico mundo disciplinario; desde luego, colocando a la ciencia seguramente más allá de sus contornos reales en cuanto a su papel en la sociedad.

Una de las consecuencias directas de esta visión es obviar o prestar poca importancia a las demandas sociales de conocimiento, así como considerar que la ciencia se legitima y es pertinente por sí misma, como hecho social valioso y hecho cultural en que se expresa la libertad individual para crear y recrear nuevos horizontes de conocimiento.

Es decir, bajo esta concepción, la contribución de la ciencia se esperaría como algo natural, considerando  que la represa del conocimiento científico se desbordase y llenase así los manantiales de la ciencia aplicada y el desarrollo tecnológico.

2 modulo 2 23Pero aparte de la dificultad que este grupo tenía para vincular su trabajo con el hecho social de un país con profundas carencias, había además una manifiesta “miopía política”, producto de un sobredimensionamiento de una actividad muy legítima, pero que como cualquier otra tiene su sitio especial aunque compartido en la sociedad.

En este sentido, de acuerdo con los requerimientos del país, corresponde al Estado promover un modelo de desarrollo que integre los esfuerzos de científicos, tecnólogos, innovadores y múltiples grupos de interés, en el marco de un sistema nacional de innovación concertado. En tal sentido, cabe apuntar lo expresado por Vessuri ya en 1983, siguiendo a Weingart (1978):

2 modulo 2 24Concluye Vessuri (1983), destacando el hecho de que para lograr una mayor efectividad de las redes de vínculos y comunicación entre los agentes que integran la “comunidad híbrida”, se requiere de una “estrategia de desarrollo económico y social coherente que tenga apoyo real del Estado

Los planteamientos anteriores van a contrapelo de la política cientificista que identifica Texera (1983) en el discurso subyacente a la creación y desarrollo inicial del Conicit en Venezuela.

Esta autora concluye que “en el fondo se ha seguido actuando de acuerdo con una concepción que pone el peso en el investigador individual, el proyecto individual, la super-especialización y el desarrollo general de la ciencia, y la política científica resultante de esa concepción ha sido tímida e inconsistente”.

2 modulo 2 25En ese contexto, con la gestión iniciada en 1974 se comienza a hablar del “nuevo Conicit”, con un discurso orientado a vincular a la ciencia con los problemas de la sociedad, cuestión que para algunos voceros de la visión “libertaria  de la ciencia”, significó una politización de la institución, antes caracterizada por la pluralidad y tolerancia política de sus integrantes.

Una de las iniciativas emprendidas por los actores que dirigían este nuevo enfoque del Conicit, fue promover y realizar el Primer Plan Nacional de Ciencia y Tecnología, el cual estuvo precedido del Primer Congreso de Ciencia y Tecnología, como parte del cual se realizó una importante convocatoria de más de 2.000 personas de los sectores académico, empresarial y gubernamental.

2 modulo 2 26Esta iniciativa, considerada como un proceso participativo de planificación en ciencia y tecnología, arrojó resultados que apuntaron a centralizar los recursos financieros destinados a estimular la CyT, a poner en práctica diseños de ingeniería que materializaran los resultados de la investigación, y vincular a los centros nacionales de tecnología con los temas de importación y transferencia tecnológica.  Recordemos que en estos años, bajo la influencia del modelo de sustitución de importaciones y la teoría de la dependencia, se pretendía aumentar el potencial nacional de desarrollo mediante el reforzamiento de las capacidades locales.

Este primer plan contempló dos secciones, una centrada en las estrategias y otra en los planes sectoriales.

2 modulo 2 27

Marcel Roche, retrato de Louise Richter (1973), Portada de Interciencia Mayo de 2003

Allí se reconocía el desarrollo reciente del denominado “sistema científico y tecnológico” (Roche, 1996:263), aunque con vínculos débiles entre sus partes y poca articulación con el desarrollo económico y social.

De otra parte, se propuso en el Plan la creación de nuevas instituciones, tales como: un banco de tecnología, una oficina nacional de ingeniería, un centro nacional para la evaluación de tecnología, así como una red nacional para información científica.

De igual manera, este primer plan, que se circunscribía a un horizonte temporal de cuatro años (1976-1980), definió como áreas prioritarias: Agricultura, Ecología, Electrónica y Telecomunicaciones, Hidrocarburos, Metalurgia, Nutrición, Salud, Tecnología de Alimentos, Vivienda (Construcción) y Desarrollo Urbano (Conicit, 1976, c.p. Freites, 1989, p. 637). Para Avalos y Antonorsi (c. p. Roche, ob. cit, p. 265) este plan presuponía el “modelo lineal” de innovación y continuaba centrado en la investigación básica.

Vale agregar que durante la década de los años setenta se evidenciaron diversas figuras jurídicas en torno al organismo que fungía de ente rector de la CyT. Un antecedente fue el Ministerio de Estado de la Juventud, Cultura, Ciencia y Tecnología, creado en 1969. A este le siguió en 1973 la creación por decreto de un efímero Comité Integrador del Sistema Científico y Tecnológico que da paso a la Comisión Nacional de CyT, liderada por el también Presidente del Conicit; seguidamente, en 1975, se constituye el Ministerio de Estado para la Ciencia, Tecnología y la Cultura, y en 1978, se nombra un Ministro de Estado sin cartera para la CyT, conducido por uno de los científicos del grupo inicial de AsoVAC: Raimundo Villegas.

La ciencia y la tecnología en la “década perdida”.

2 modulo 2 28En los años ochenta, con la entrada formal de las políticas de ajuste neoliberal, se abre el gran debate entre lo público y lo privado. Venezuela comienza a insertarse profundamente en un modelo de tipo neoliberal en el que prevalece la idea del mercado y la democracia liberal como forma de gobierno (Córdova, 1999:25). Recuérdese que el neoliberalismo nació después de la segunda posguerra, presentándose como una reacción contra el Estado intervencionista y de bienestar, y además tenía como propósito combatir el keynesianismo y el solidarismo reinantes, para así arraigar una variante del capitalismo, en este caso mucho más expansivo y transnacional.

2 modulo 2 29Es ilustrativo que las políticas sociales en Venezuela durante estos años están cargadas de un claro intento de privatización. Se alega el mismo discurso retórico del desgaste del modelo de Estado paternalista-rentista, y la necesidad de la disminución del gasto público y del aparato estatal. Sin embargo, es un discurso contradictorio, toda vez que no le asigna ningún peso al desarrollo científico-tecnológico del país, lo cual se evidencia por los constantes recortes de presupuesto, incluso el destinado a promover el mencionado desarrollo científico-tecnológico.

En este contexto se introduce el Segundo Plan Nacional  de Ciencia y Tecnología con un horizonte temporal de tres años (1986-88). Una de las propuestas centrales del mismo radicó en la idea recogida en el Plan Nacional de Desarrollo 1985-88 consistente en la regionalización y descentralización de las políticas públicas de CyT.

Empero, pese a los esfuerzos de planificación y racionalización de los recursos, en los años ochenta se produjo una prolongada desinversión de la CyT, en términos reales, lo que condujo a una reducción importante de los recursos económicos que recibieron organizaciones como el IVIC durante buena parte de la década. Una de las consecuencias negativas de esta desinversión fue la fuga de científicos, la cual se dio —según Freites (1989:652)— en dos dimensiones: “…una, entre los investigadores que ya estaban trabajando en el país, y la otra, relacionada con el relevo generacional”. Destaca esta autora que la reducción en los salarios reales produjo un impacto negativo en el número de investigadores del IVIC y de la ULA, por ejemplo.

2 modulo 2 30Con la progresiva privatización del sector salud y la hiperpolitización del Estado  profundiza la dependencia tecnológica, lo que trae como consecuencia visible en los años ochenta un deterioro de las condiciones epidemiológicas de la población en general, aparte de un modelo de acción sanitaria disperso e incompetente con una población ajena al sistema de salud, pese a que en el discurso oficial se hablaba de políticas de carácter“participativo” (Córdova, 1999:23-24).

2 modulo 2 32Pero quizá lo más grave, como consecuencia de esa situación de deterioro progresivo de los indicadores sociales, fue la ocurrencia —durante los últimos días de febrero e inicios de marzo de 1989— de un fenómeno de explosión social jamás visto en la historia de la democracia representativa venezolana. Evento calificado como “el día que bajaron de los cerros”, se manifiesta como una explosión social espontánea en la cual los más pobres, decepcionados por el engaño que significaron las promesas del recién estrenado gobierno de Carlos Andrés Pérez (segundo período, 1989-1992), se lanzaron a las calles generando un caos que sólo pudo ser controlado tras días de violenta represión policial y militar.

Durante esos nefastos días que comenzaron el 27 de febrero de 1989, se dio rienda suelta a las frustraciones propias de una cultura consumista inducida y abruptamente reprimida, al negárseles compartir los beneficios de la renta petrolera. Estos hechos, sin duda, marcaron el inicio del protagonismo de unas masas de pueblo adormecidas que exigieron, en adelante, una nueva forma de hacer gobierno.

De otra parte, desencadenaron una serie de eventos que explican en buena medida todas las transformaciones que se experimentaron durante los años noventa, incluyendo los dos intentos de golpe de Estado, y el corolario que significó el ascenso al poder del presidente Hugo Chávez en el año 1998, como expresión de esperanza, de redención y de alcance de una verdadera democracia social y económica.

Sería analizar contextualmente esa historia particular en la matriz de la evolución sociopolítica del país, lo cual, indudablemente significaría llevar a cabo una investigación mucho más exhaustiva que la que hemos realizado para este capítulo del Plan.

2 modulo 2 33En fin, realmente son preguntas provocadoras en cuanto “repensar el país” a la luz de la situación política de base social que emergió a partir de 1989. Este proceso vendría muy ligado a lo que fue para la década de los noventa el planteamiento de “repensar el Conicit”, en cuya base estaba la búsqueda de asociar la investigación a los requerimientos tecnológicos del aparato productivo nacional. Durante ese período, es cierto, se planteó un enfoque diferente al manejo tradicional de corte “academicista” que del Conicit se venía haciendo.

2 modulo 2 34En tal sentido, no parece fortuito que el debate que se venía fraguando por más de dos décadas acerca de producir una ciencia consensuada y con pertinencia social, comenzara también a cobrar forma con otros estilos de gestionar la institucionalidad de la ciencia y la tecnología.

Este hecho parece estar vinculado a la circunstancia de que durante el período 1988-1998, los presidentes del Conicit fueron dos sociólogos: Dulce Arnao e Ignacio Avalos, quienes en el pasado habían formado parte de los cuadros profesionales de la organización y, en palabras de Avalos y cols. (2004: 100), “…habían defendido la tesis del uso de la ciencia para aumentar la capacidad de generar tecnologías propias”

2 modulo 2 35En ese orden de ideas, durante estas gestiones del Conicit se intentó experimentar un tránsito desde el modelo lineal a lo que se consideraba un modelo dinámico de innovación; es decir, un enfoque que consideraba como importante la consulta a —y participación de— los usuarios directos para generar soluciones de investigación científica y tecnológica. En tal sentido, se puede mencionar un conjunto de acciones de este organismo, por cada uno de los períodos de gestión considerados; a saber:

Período 1993-1998

2 modulo 2 361. Se creó el Programa de Agendas con el objetivo  de generar respuestas a demandas específicas de la sociedad a través de proyectos de investigación, siendo definidas como un espacio de interacción y concertación de los sectores públicos, académico-investigativos y productivos, tradicionalmente con intereses encontrados, para permitir a estos actores sociales el planteamiento de soluciones cooperativas de problemas concretos que los afectan directamente.

 Al respecto Genatio, C y Lafuentes, M (2004) refieren que las agendas del CONICIT privilegiaban, en la práctica, los proyectos de investigación orientada, ejecutados principalmente por las Universidades y Centros de Investigación, aunque se abrieron puntualmente a otras modalidades de financiamiento en formación, promoción, informatización, etc. Constituyeron un primer paso importante para apoyar los procesos de innovación, ya que consideraron la incorporación de “socios” del sector productivo y de “clientes”, como usuarios finales de la Sociedad que aprovechan el producto de los proyectos financiados.

 La dimensión de la pertinencia y el retorno de la inversión comenzaron, por primera vez, a cobrar relevancia para la toma de decisiones en la selección de los proyectos. El espacio de negociación abierto por este programa incentivó los aportes directos, por parte del sector productivo, para la realización de proyectos específicos.

2 modulo 2 372.- Se creó el Programa de Apoyo a Grupos de Investigación, orientado a unificar esfuerzos de investigadores y organizaciones académicas y de investigación, para solucionar “problemas complejos de interés nacional” (Bifano, 20 102).

 3.- Se llevó a cabo el Programa de Apoyo a Laboratorios Nacionales para hacer más eficiente el uso de los equipos e infraestructura de investigación.

 4.- Se fortaleció el Programa de Posgrados Integrados para aprovechar las capacidades de diferentes universidades para desarrollar posgrados de particular importancia para la especialización científica.

2 modulo 2 385.- Se instrumentó la segunda negociación para el Programa de Crédito en Ciencia y Tecnología, financiado por el BID con un monto de 200 millones de dólares.

 En estos años, vale destacar dentro del proceso de “Repensar el Conicit”, que se avanzó en la superación del “modelo lineal de innovación” con la incorporación de los actores “impares”, distintos a los propios de la comunidad científica que tradicionalmente participaba en la formulación de las políticas públicas en nuestro país.

Ello implicó —por lo menos teóricamente— dar mayor cabida a las comunidades organizadas, empresarios, innovadores populares y muchos otros actores, tanto en la construcción como en la implementación de las las políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación.

2 modulo 2 39Todo esto se enmarcó en un nueva figura institucional, el Sistema Nacional de Innovación, en el cual la innovación es fundamentalmente el resultado de las redes y los múltiples intercambios entre los actores de la ciencia, tecnología e innovación y no solamente el resultado final de la secuencia investigación básica desarrollo tecnológico.

Como parte de los esfuerzos realizados se construyeron, en el seno del Conicit, espacios para la integración de actores, de cara a una investigación de mayor impacto social y económico. Ejemplo de ello fueron las Agendas de Investigación adelantadas entre 1995 y 1998, y más adelante entre 1998-2004, las Redes de Innovación Productiva (ver Sánchez, 2003).

2 modulo 2 40Empero, es posible que pese a las evidentes bondades metodológicas de las Agendas, su verdadero impacto económico y social pudiera haberse afectado por el hecho de que ese proceso no venía acompañado de una propuesta de país con un enfoque de desarrollo de largo plazo y con sentido de integralidad interinstitucional. El hecho de que el proceso de consulta tuviera una orientación participativa, no necesariamente implicaba que sus resultados se conciliaran en su totalidad con los intereses de carácter público que al Estado correspondía defender.

En ese sentido, es importante recordar que el proceso de las agendas se venía instrumentando a la par del resquebrajamiento del Estado como conductor de las políticas públicas; ello, producto de la crisis durante el segundo período de Carlos Andrés Pérez tras la aplicación del paquete de ajustes estructurales impuestos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), las rebeliones militares, y su posterior retiro del poder el año 1993, bajo acusaciones de corrupción administrativa.

2 modulo 2 41En este segundo período de Rafael Caldera, en el que  se da el proceso de “Repensar el Conicit”, no es posible decir que se contaba con un modelo de país que señalara políticas para orientar la actividad científica y tecnológica acorde a las necesidades del país. Al contrario, las salidas estaban vinculadas al libre albedrío de “la mano invisible del mercado” que consideraba los “efectos sociales” a través de políticas focalizadas, dirigidas a unos supuestos “focos de pobreza” que ya ascendían alrededor de 70% de la población.

El modelo exógeno de la globalización neoliberal que se nos había impuesto, hasta ahora sólo ha demostrado producir mayor fragmentación social y profundización de la pobreza. Entre otras lecciones aprendidas, lo anterior parece indicar la necesidad de apuntar hacia una visión más integral e inclusiva, no sólo para mantener los avances que pudieron haberse alcanzado en términos de indicadores clásicos de ciencia y tecnología, sino con la idea de fomentar una educación más extensiva en la que mayores contingentes de población estén mejor capacitados para emprender proyectos para la diversificación productiva.

Por otro lado, si bien Rafael Caldera llega al poder tras la imagen reformista asumida ante la aplicación de los paquetes neoliberales —reflejada mediante su posición crítica al saliente gobierno de CAP—,en la práctica no tenía proyecto alternativo a las propuestas del FMI, lo cual se evidenció tras la propuesta e instrumentación de la “Agenda Venezuela”, esquema político-económico continuador de las medidas fondomonetaristas.

1999 – 2003: El marco institucional de la ciencia y la tecnología en la República Bolivariana de Venezuela y sus consecuencias.

2 modulo 2 42En agosto de 1999, fue creado El Ministerio de Ciencia y Tecnología, MCT,  con la función primordial de consolidar el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI), y el propósito de proveer el ambiente y los recursos necesarios para la creación, circulación y utilización del conocimiento en la sociedad, la innovación, no sólo en el ámbito de los procesos por los que las empresas adquieren el dominio de diseños de nuevos productos, nuevas formas de organización o procesos, llevándolos a la práctica, sino también en el ámbito de lo social, e incluyendo el sector de la administración pública.

2 modulo 2 43Seguidamente en la para entonces, nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) se reconoce el interés público de la ciencias, la tecnología, la innovación y los servicios de información necesarios para el desarrollo económico, social y político del país, así como para la seguridad y la soberanía nacional (articulo 110º).

Como punto de partida para el fortalecimiento de la CyT, el Estado dirigió sus esfuerzos hacia el establecimiento de un marco jurídico regulatorio acorde con la CRBV, en este proceso se crearon las siguientes leyes:

2000: Ley Orgánica de telecomunicaciones.

2001: Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Ley Nº 1290 sobre mensajes de datos y firmas electrónica, Ley especial sobre delitos informáticos, la Ley del FIDES y la LAEE, entre otros.

En los primeros años del MCT, se definieron áreas prioritarias que estaban dirigidas a la consolidación de la soberanía nacional, estas fueron:

  • 2 modulo 2 44– Agro producción.
  • – Salud,
  • – Tecnología de la Información y Comunicación.
  • – Gestión de Riesgos y Reducción de Desastres.
  • – Vivienda y Hábitat.
  • – Ambiente y Recursos naturales.
  • – Educación.
  • – Energía (petróleo, gas y energías alternativas).
  • – Biotecnología.
  • – Metalmecánica y Metalurgia
  • – Innovación popular.
  • – Ciudadanía y paz.
  • – Ciencia y Arte.

2 modulo 2 45No obstante, y de acuerdo con el trabajo de Genatios, C. y  Lafuente, M. (2004) en su texto “Ciencia y Tecnología en Venezuela”, donde se realizó un diagnóstico sobre las actividades en Venezuela en Ciencia y Tecnología, para finales del 2002 se pudo concluir que:- Las actividades de investigación e innovación tecnológica se realizan principalmente en las Universidades y en algunas instituciones, de manera dispersa y aislada, sin coordinación, políticas explícitas o prioridades definidas.

La participación del sector productivo público y privado en estas actividades es escasa, casi nula. Los programas de investigación son determinados con base en las agendas personales de los investigadores, y no como resultado de un estudio de las demandas industriales del país.

– La demanda, por parte del sector productivo, de Ciencia y Tecnología nacional, es casi nula. Las conexiones entre el mundo empresarial y las Universidades y Centros de I+D son muy débiles

2 modulo 2 46Las exportaciones de productos con medio o alto contenido tecnológico son muy escasas (sólo 3% de los bienes de manufactura exportados son de alta tecnología), evidenciando la pobre capacidad del sector empresarial para innovar, creando o adaptando nuevas tecnologías en la mejora de su productividad.

– La inversión, en términos de recursos financieros suministrados por el Estado al sector de Ciencia y Tecnología, es muy pobre (inferior, anualmente, al 0,5% del PIB, por parte de las instituciones de financiamiento de las actividades de Ciencia y Tecnología, existentes desde los años sesenta). La contribución del sector privado es casi inexistente.

– En Venezuela, el capital humano altamente capacitado es escaso y sub-utilizado. El 50% de la fuerza productiva tiene un nivel educativo inferior a la educación primaria. El promedio del nivel educativo de la fuerza productiva es de quinto grado de educación primaria.

– No existe un sistema coherente de información que permita el establecimiento de indicadores confiables para la evaluación de las capacidades y productividad en investigación y desarrollo de tecnología en el país, así como de la eficiencia del gasto en el sector y la repercusión de estas actividades en el desarrollo nacional.

A partir de la información disponible, se supone que el número de investigadores se ubica alrededor de los cuatro mil, siendo el mínimo recomendado, para la población actual de Venezuela, de por lo menos veinte mil.

– Son limitadas las instituciones y los sistemas de apoyo coherentes y adecuados para brindar un ambiente propicio para la innovación: sistemas de incentivos para la asimilación y desarrollo de nuevas tecnologías, fondos de financiamiento y acceso a créditos, garantías, marcos legales para la protección de la propiedad intelectual, base de información, sistemas de normas, metrología, calidad y sistemas de información.

– El número de investigadores activos en el ámbito nacional es inferior al recomendado por organismos internacionales para garantizar un adecuado desarrollo del sector.

2 modulo 2 47– El impacto de los resultados de la actividad nacional existente actualmente en Ciencia y Tecnología, sobre los sectores productivos, económicos y de servicios es escaso, dada la alta dependencia externa que caracteriza nuestra economía, y dada la carencia de políticas de estímulo y orientación que permitan canalizar las actividades realizadas hacia la solución de problemas prioritarios para el país.

– No existe una política coordinada que rija los acuerdos de cooperación internacional. La integración con países de la región andina y del Caribe es, todavía, incipiente. La creación de redes nacionales, regionales e internacionales no se ha consolidado con resultados tangibles.

– En general, la comunidad académica venezolana menosprecia la labor de creación tecnológica.

Se observa un nivel bajo de conciencia colectiva en relación al significado e influencia de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación como factores determinantes del desarrollo y de la soberanía nacional.

2 modulo 2 48A pesar de los importantísimos esfuerzos del Estado venezolano para impulsar el desarrollo nacional a través de la CyT, ya para 2002, el escenario político se intensificó, cuando los principales factores de poder económicos, comunicacionales y políticos de oposición venezolana, con apoyo de factores y actores extranjeros, iniciaron la crisis que se agravó a partir del 2 de diciembre de 2002, con el llamado paro petrolero, trayendo como consecuencia la caída total de la producción de crudo y gas del occidente del país. Este hecho involucró la quiebra deliberada de los planes de contingencia previstos para asegurar la continuidad operativa de la industria en sus diferentes localidades, la seguridad de las instalaciones y los perjuicios al ambiente y la salud de las personas.

En consecuencia, las instalaciones de la industria petrolera fue recuperada por un grupo de trabajadores de PDVSA,  jubilados y tercerizados. Sin embargo, no logran controlar la producción del crudo y sus derivados, debido a que la Empresa fue víctima de un sabotaje informático que bloqueo de claves de acceso e impidiendo el funcionamiento remoto de sistemas estratégicos que venía realizando la empresa INTESA. El presidente de PDVSA apela a la cláusula de situación de “Fuerza mayor” en los contratos con sus clientes, como medida para salvaguardar los intereses de la empresa estatal petrolera.

 La participación de INTESA en el colapso provocado a PDVSA fue determinante, considerando que esta empresa desde 1997 controlaba toda la infraestructura, facilidades, equipos, data financiera, geológica, técnica, presupuestaria y de negocios de la empresa y, además, el personal de soporte tecnológico de información de PDVSA, en el cual reposa el más decisivo control de la producción, refinación y distribución del crudo y sus derivados.

2 modulo 2 49De acuerdo un grupo de Profesores Investigadores de la Universidad del Zulia, quienes realizaron un trabajo de investigación en el 2003 denominado “El sabotaje tecnológico de PDVSA y los derrames petroleros en el Lago de Maracaibo”, INTESA ejerció su poder de control computarizado para paralizar la carga, descarga y almacenamiento de crudo en los diferentes terminales de embarque, así como para detener el funcionamiento de la mayoría de las estaciones de flujo, plantas compresoras, plantas de procesamiento, llenaderos de combustible, tuberías automatizadas, etc., asegurándose que la manipulación de las redes informáticas fuera posible solamente por parte de los poseedores de las claves secretas de acceso al sistema, todos empleados de INTESA sumados al “paro”, quienes secuestraron el sistema mediante un acceso clandestino preparado cuidadosamente con anticipación.

2 modulo 2 50

Las acciones de sabotaje directo que provocaron eventos de contaminación ambiental por derrames de crudo en el lago y tierra, y a explosiones e incendios en tierra, ocurren precisamente en momentos en que la respuesta de reactivación productiva del personal laborante ya había comenzado a dar sus frutos, mientras que las explicaciones de Gente de Petróleo para hacer ver el fracaso del personal laborante se dirigió a demostrar la inexperiencia de quienes asumieron la responsabilidad de la producción, lo cual ocurrió durante la segunda semana del mes de enero de 2003.

2 modulo 2 51Se conoció de la participación directa de un conjunto de empresas contratistas con diferentes grados de compromiso y papeles cumplidos en la conspiración y ejecución del sabotaje de las instalaciones y actividades de la industria petrolera, entre las que figuran: VENEZUELA DIVER, COMASSO, SERVICIOS OJEDA, CASCOPET, TUBOSERVICIOS, CORLAGO, LISA, PAPAGAYO, SAMFORD, CRAFT y TURISLAGO.

La situación descrita puso de relieve la vulneración de la soberanía y la seguridad del país adelantada por elementos ajenos a los intereses de la Nación, además de que constituye un severo golpe a los derechos de los venezolanos a la participación en la toma de decisiones de los aspectos estratégicos 2 modulo 2 52de la vida republicana. La insólita ligereza de sumar nuestra principal industria a este paro petrolero nacional resalta en proporción directa a la unilateralidad y arbitrariedad política de quienes se arrogaron ilegítimamente la representación de la mayoría de la población para ejercer acciones insurreccionales contra el Presidente de la República.

 En el plano de la soberanía de Venezuela, salta a la vista que el desarrollo de este plan conspirativo develó la vulnerabilidad de la Nación, en tanto se evidenciaron debilidades del Estado venezolano para mantener la integridad nacional, la seguridad económica y la capacidad de respuesta de nuestras Fuerzas Armadas frente a las amenazas a que fueron sometidas las fuentes energéticas de indiscutible carácter estratégico para la movilización militar. La gravedad de este panorama adquiere una significación específica ligada a la subordinación de nuestra principal industria a empresas de filiación extranjera con una conducta evidentemente adversa a los intereses de la industria nacional.

To match Special Report VENEZUELA/PDVSAEsta coyuntura que experimentó el Estado venezolano con PDVSA fue aprovechado como una oportunidad de transición hacia una organización productiva que cumple el papel de centro de irradiación de innovaciones tecnológicas y sociales, orientados al desarrollo endógeno y soberano de una economía respetuosa del equilibrio ecológico, la diversidad cultural y la equidad social. No obstante, ha sido un camino arduo, lleno de ensayo y error, hasta perfeccionar un modelo de desarrollo científico tecnológico con independencia y soberanía.

2003-2012 Nuevo Paradigma Científico e Industrial

“Venezuela entró en un proceso de apropiación de la tecnología para colocarla al servicio de la gente, no para la dominación sino para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, no para la guerra sino para la vida y la paz”.

Hugo Chávez

2 modulo 2 54A partir de la fecha se intensificó los programas de desarrollo científico y tecnológico, el Gobierno Bolivariano ha impulsado decididamente el progreso científico y tecnológico del país bajo un concepto evolutivo de Soberanía e Independencia. La ciencia y las herramientas de la tecnología son puestas al servicio del pueblo organizado para la resolución de sus problemas.

Desde el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, se busca la construcción de un nuevo paradigma científico e industrial que responda a las exigencias del nuevo modelo de patria socialista, el cual se trascienda de un sistema de generación de conocimiento tradicional, a uno en el cual confluyan las creencias y los saberes del pueblo.

2 modulo 2 55Surgió la necesidad de crear un vínculo más estrecho entre el Sistema Nacional de Tecnología e Innovación y el pueblo. Un modelo de ciencia en el que la investigación y la innovación se visualizan como herramientas para el fortalecimiento del poder popular y de los procesos sociales emancipadores y transformadores de la sociedad. Un modelo que fortalezca nuestra independencia cultural y científica, hacia una ciencia propia, liberadora, adaptada a nuestras realidades sociales y orientada a la consecución de la Suprema Felicidad Social.

 Bajo esta perspectiva, se identificaron necesidades de investigación a nivel nacional mediante consultas a comunidades e instituciones en el campo de la ciencia y la gestión pública, con base en estas Necesidades, y a las Directrices, Estrategias y Políticas establecidas en el Proyecto Nacional Simón Bolívar, se orientará la investigación e innovación científica y tecnológica nacional.

Una de las iniciativas para impulsar la investigación científica  y tecnológica fue convocar a los investigadores e innovadores a concursos de proyectos, que financiará el Estado. Durante la Convocatoria a Proyectos Estratégicos 2011, se recibieron proyectos enmarcados en las áreas estratégicas:

1- Vivienda y Hábitat.
2- Dinámicas, tendencias y desafíos del desarrollo urbano.
3- Impacto del cambio climático
4- Eficiencia energética.

2 modulo 2 56Otra iniciativa del MPPCT es el Proyecto de Apoyo a la Inventiva Tecnológica Nacional, con el que se pretende iniciar un cambio de conducta tecnológica en las actividades económicas, productivas, sociales, educativas y ambientales de las comunidades, con el propósito de promover la inventiva que permita solucionar problemas en estrecha articulación con los organismos locales y regionales.
El Proyecto de Inventiva Tecnológica Nacional tiene como propósito promover la articulación entre los sectores socio productivos, académicos y de investigación,   tecnólogos e igualmente con la sociedad organizada para hacer posible el diseño, desarrollo y validación de prototipos: máquinas, equipos, productos; en el marco de un proceso de endogenización tecnológica, que permita la resolución de problemas en áreas de la salud, la educación, el ambiente, la vivienda y actividades socio-productivas; al nivel nacional, regional o local; así como la producción, eficiente y de calidad, prototipos para sustituir importaciones y en consecuencia generar ahorros de divisas.

¿Conoces experiencias sobre el apoyo que el Estado venezolano le ha dado a los tecnólogos populares?. En los siguientes enlaces podrás conocerlas:

O2 modulo 2 57tro programa importante en este periodo es la convocatoria a través del Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti), al Programa de Estímulo a la Investigación (PEI), el cual recibió los recaudos de la Convocatoria 2011 de instituciones, innovadores(as) e Investigadores(as).

El Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industria Intermedias promueve además, la Red Nanoenergia de la región Iberoamericana. Una plataforma de difusión de información y conocimientos en linea, que surge de la Red CYTED Nanoenergia.  Donde los grupos e industrias de la región iberoamericana que deseen dar difusión a sus actividades e interactuar con otros grupos de cara a solicitar proyectos, realizan intercambios, inscribirse en el catálogo general de grupos de investigación, lo que le permite participar en los mecanismos de difusión de la Plataforma Nanoenergía.

Con la promulgación de la LOCTI se incrementó el apoyo financiero a proyectos de ciencia, tecnología e innovación, experimentado un cambio significativo a partir del año 2006, de un 0,48% a un 1,78%.

2 modulo 2 58Para conocer más sobre el alcance de la LOCTI, aquí te presentamos las cuatro líneas estratégicas de ésta Ley, la  orientación a las Instituciones de Educación Universitarias, Investigadores y Empresas privadas, y una visión clara del Estado Venezolano sobre la Ciencia, Tecnología y la Innovación para el País. Has clic en los siguientes vídeos:

En el 2007 se evidencia aún más este impacto, ya que se realizó una inversión de 2,69% del PIB de nuestra nación, ocupando el 1er lugar entre los países con más aportes en Ciencia y Tecnología, logrando estar por encima de EEUU y Canadá, donde se invirtieron 2,66% y 1,88% respectivamente y a su vez sobrepasando países tradicionales con inversión en Ciencia y Tecnología en Iberoamérica como España, Portugal y Brasil.

El pronóstico de las series de tiempo relacionado con la inversión en Ciencia y Tecnología evidencia la ruptura en la dominación por parte de las grandes potencias, en su capacidad de direccionar gran cantidad de recursos a la Ciencia y la Tecnología, pasando a ser Venezuela para el año 2008, el segundo país con mayor aporte en este ámbito.

Esto demuestra el resultado de las políticas de Estado que se han implantado en nuestro país que, pese a la recesión económica mundial, se han formulado estrategias que han permitido superar los obstáculos de la manera más eficiente y eficaz, manteniendo la visión del desarrollo científico y tecnológico para Venezuela.

2 modulo 2 59Para tener un mapa más amplio en lo que respecta al impulso de la ciencia, tecnología e innovación se sugiere el siguiente vídeo, donde el Presidente Hugo Chávez informa al País sobre los avances en esta materia:

Una Utopía cumplida: Venesat 1 “Satélite Simón Bolívar”

El Gobierno Bolivariano ha colocado las herramientas de las tecnologías de la información y comunicación al servicio del pueblo venezolano. Desde sus inicios, el Gobierno del Presidente Hugo Chávez concibió el uso de las herramientas de las telecomunicaciones como prioritarias en la lucha por la emancipación, y hoy día la población en general, se forman en el uso tecnologías libres y solidarias, semilla del cambio que construimos día a día en la sociedad.

Esta visión soberana ha conseguido grandes logros en sólo una década: la recuperación de la Compañía Nacional de Teléfonos CANTV, a manos del pueblo venezolano, la articulación de una vasta red de acceso a internet en sectores populares y el lanzamiento del primer satélite venezolano, colocando en lo mas alto el nombre de nuestro Libertador Simón Bolívar.

La puesta en órbita del VENESAT-1 marcó un hito en el desarrollo de las telecomunicaciones en nuestro país, pues más allá del salto que significa la operación de un satélite propio, su previsión de uso con fines de telemedicina y teleducación, afianzó el concepto de desarrollo tecnológico con pertinencia social sobre el que se fundamente el Plan de Desarrollo de Nación: el Proyecto Nacional Simón Bolívar, además de dar muestras muy claras en materia de convenios internacionales, ya no sólo de compra, sino de transferencia tecnológica en la búsqueda de la soberanía y la independencia.

2 modulo 2 60

Inclusión y democratización del acceso a las TIC

Una leve mirada del desarrollo en telecomunicaciones puesto al servicio del pueblo:

Se creó la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), con la misión de consolidar los planes programas y proyectos de investigación y desarrollo que permitan insertar la tecnología espacial en la toma de decisiones del sector público venezolano, dentro de una estrategia de integración y articulación de redes nacionales enmarcadas en la cooperación internacional. A través de la tecnología espacial se puede hacer planificación: agrícola, urbana, estratégica de ocupación del territorio; control de: fronteras, cultivos ilícitos, epidémico, pesquero y, por supuesto, de las telecomunicaciones.

2 modulo 2 61

Algunos Convenios de Transferencia Tecnológica

2 modulo 2 62Venezuela-Irán: Los acuerdos, que comprenden las áreas tecnológica, comercial, turística, agroindustrial, científica, energética, ambiental y económica, se suman a los 270 ya suscritos por Venezuela con Irán y que han tenido especial impacto en el sector automotriz y de vivienda.

Venezuela-Argentina: entre los más significativos se encuentran: Suministro, Transporte, Montaje, Instalación de equipos, Puesta en marcha, Transferencia Tecnológica y de conocimientos de alimentos balanceados para animales, y de la fábrica de Bombas Hidráulicas, asesoría, acompañamiento y transferencia tecnológica en la instalación en Venezuela de fábricas para el diseño de secadores de café semindustrial, de tanques para el enfriamiento de leche y de tenería y el fortalecimiento de la generación eléctrica y transferencia de tecnología en la República Bolivariana de Venezuela, entre otros.

Venezuela-China: se han firmado mas de 450 convenios referidos al intercambio de información económica, técnica y tecnológica. Dentro de los que se destacan: el satélite Simón Bolívar, El nuevo satélite Generalísimo Francisco de Miranda, que entraría en órbita en septiembre u octubre próximos, la apertura de la la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), la construcción de taladros petroleros en Venezuela con tecnológica China, construcciones de viviendas y ensamblaje automotriz, entre otras.

2 modulo 2 63Venezuela-Rusia: se han firmados diversos acuerdos, destacando el área militar, energética y comercial, específicamente en materia automotriz y aérea. Asimismo fueron firmados acuerdos en materia educativa y cultural.

Venezuela-Portugal: se han realizado acuerdos respecto a lotes de computadoras Canaima, así como un proyecto para instalar en Venezuela una fábrica de esas computadoras para los estudiantes de educación primaria. También revisan el tema habitacional, ya que hay unas empresas portuguesas que han suscrito pre acuerdos para construir en Venezuela cerca de 10.000 viviendas.

Ahora bien, de acuerdo con tu opinión ¿cuál es el objetivo que busca el Gobierno venezolano con la puesta en marcha los convenios internacionales que involucra transferencia tecnológica?

 Leamos detenidamente estos dos artículos y asumamos una posición al respecto:

Conclusiones

“Debemos avanzar hacia una explosión masiva del conocimiento, de tecnología, de innovación, en función de las necesidades sociales y económicas del país y de la soberanía nacional”
Hugo Chávez Frías

2 modulo 2 64La Ciencia y la Tecnología forman parte vital en nuestros pensamientos, en la cultura y la educación de nuestro país y el mundo entero. Vemos cada día que Venezuela avanza hacia la consolidación de un Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, nuestro pueblo despierta y alzan sus visiones, generando grandes iniciativas para generar un desarrollo significativo. Lo que nos debe mantener, es la acción de tomar conciencia desde nuestras instituciones de educación universitarias y comunidades en general, ante nuestro deber para generar una real cultura científica y reconociendo las verdaderas investigaciones.

Es entonces que debemos dar pasos firmes, pues no sólo de los gobiernos depende el desarrollo de la ciencia y la tecnología; la soberanía tecnológica tiene que integrarse con buena solides y esas acciones parten de los profesionales y libros vivientes de nuestra historia, los que en aulas y espacios generan cambios, siendo los docentes actores claves de dicho proceso. Hay que generar cultura, ruptura de paradigmas y permitirnos el empleo de estos recursos, por lo que seguimos trabajando lo más importante: generar conciencia de pueblos.

Debemos permitirnos crear conocimientos sólidos sobre todo lo que nos permite el al avance y uso de la Ciencia y la Tecnología, pues de esa forma recreamos comunidades educativas con una visión clara de lo que significan estas herramientas para la emancipación real, para la revolución consiente y sobre todo para el develar de sistemas capitalistas destructivos de pueblos, que destruyen al hombre.

2 modulo 2 65Créditos

Nombre del Recurso: Elementos para una praxis transformadora del desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en las IEU. Propósito:Reflexionar entorno a la soberanía de la ciencia y la tecnología como herramienta para la generación de una nueva identidad nacional.

Dirigido a: Docentes interesados en ampliar saberes sobre las ciencia, tecnología y sociedad en Venezuela.

Palabras claves: Soberanía, emancipación, Ciencia, Tecnología, Independencia.

Créditos:
Autor:Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU) – Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU)

Experto de Contenidos: Vanessa A. Rivero y María Marín. Programa para el Fomento de la ducación Universitaria. (ProFE – OPSU)
Experto en Contenidos:Gloria Carrasco (UNESR) y  Marianicer Figueroa. ProFE – OPSU

 Montaje y Edición: Aula7 A.C. www.aula7.net

 Fecha de Elaboración: Julio de 2012

 Autores Base del OA:

Pilar Acevedo Romero y José Antonio Acevedo Díaz. Proyectos y materiales curriculares para la educación CTS: enfoques, estructuras, contenidos y ejemplos. OEI.

 Obtenido en: http://www.oei.es/salactsi/acevedo19.htm.

Mariano Martín Gordillo. Cultura científica y participación ciudadana: materiales para la educación CTSIES, Nro. 5, Avilés, España. obtenido en: http://oeibolivia.org/files/Volumen%202%20-%20N%C3%BAmero%206/doss04.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: